Wednesday, 28 October 2020

noticia emilio Carreteras 06-octubre

Cuando se habla de cambio climático, lo más frecuente es que pensemos en ecosistemas, medio ambiente, fauna y flora o incluso en el diseño de las ciudades para adaptarnos a las nuevas condiciones meteorológicas. No obstante, en muy pocas ocasiones se habla de que las infraestructuras de transporte, y muy especialmente las carreteras y las vías de ferrocarril, también se pueden ver afectadas en su trazado por las consecuencias de una climatología más extrema. Un estudio realizado por investigadores de TRANSyT (Centro de Investigación del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid) ha analizado las carreteras y vías de ferrocarril españolas para medir la influencia que los cambios en el clima pueden tener en nuestra capacidad para acceder a los diferentes territorios.

En este estudio, publicado en Journal of Transport Geography, han participado investigadores de Transyt: Emilio Ortega, investigador de la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural de la UPM, Ángel Aparicio, investigador de la ETSI Caminos Canales y Puertos y Belen Martín Ramos investigador de la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural de la UPM.

Change in the climate scenarios Se han analizado 396 tramos de carreteras y 186 de ferrocarril en términos de accesibilidad territorial, entendida como la posibilidad de alcanzar determinados destinos y se evalúo la posibilidad de que se vean afectados por cambios de temperatura, precipitación, aridez o días con precipitaciones extremas.

“Los problemas causados por el pandeo ferroviario, el hundimiento del cable catenario, el agrietamiento del asfalto o el ablandamiento del asfalto, entre otros, no ocurrirán en los tramos que más contribuyen a la accesibilidad global” sin embargo, “Valores de precipitación más elevados pueden agravar los fenómenos de erosión en las laderas y estructuras, afección a puentes, deslizamientos de tierra y la sobrecarga de los sistemas de drenaje debido a la gran cantidad de arrastre causado por la erosión. Las precipitaciones intensas en un periodo de tiempo corto pueden causar inundaciones en las carreteras y afectar la estabilidad de las pendientes y las superficies de las carreteras debido a la escorrentía del agua”.

El estudio refuerza la utilidad de la "evaluación escalonada" como instrumento para la toma de decisiones a nivel estratégico que permita a las autoridades identificar los tramos más vulnerables y tomar medidas preventivas.